Alternativas baratas para el día de San Valentín

Cuando nos hablan del 14 de febrero a nuestra mente acude la imagen de Cupido, el ángel del amor, encargado de encender la llama a través de sus flechas. Pero lo que muy pocos saben es que el origen de esta celebración se encuentra en un antiguo sacerdote romano, llamado Valentín, que vivió aproximadamente en el siglo tercero de nuestra era.

Alternativas baratas para el día de San Valentín

La historia de Valentín acabó en tragedia. Haciendo oídos sordos a la orden del emperador, comenzó a casar en secreto a parejas de jóvenes enamorados hasta que un día fue descubierto. Por desobediencia, fue arrestado y posteriormente ejecutado, convirtiéndose en una inspiración para futuras generaciones. Y por ello hoy tenemos esta fiesta en honor a su nombre, que empezó a ser popular durante la Edad Media.

Lo que cuesta un San Valentín "normal"

Tenemos que tener en cuenta que durante estos días los precios aumentan considerablemente, por lo que, por ejemplo, enviar un simple ramo de media docena de rosas nos puede salir por 60 euros, más del doble que en días normales.

Reservar una habitación para una noche en un hotel de tres o cuatro estrellas puede costar más de 300 euros, eso sin añadir extras, como decoración de la habitación o los pedidos al servicio de habitaciones. En cuanto a la cena, no menos de 100 euros por cubierto. Y ya que estamos, no nos podemos negar a que nos suban el desayuno a la cama al día siguiente: otros 100 euros más.

A esto hay que sumarle los regalos y otros caprichos que nos demos ese día. Así que, si hacemos cuentas, pasar el día de San Valentín se nos va hasta los 1000 euros fácilmente, sin elegir las opciones más caras.

Avtividades para es dia de san valentin

Actividades para un San Valentín alternativo

Por suerte, hay muchas actividades que podemos realizar este 14 de febrero sin necesidad de gastar más dinero del que podemos permitirnos. En este día, lo importante es crear un ambiente especial y de complicidad en pareja, donde el protagonista sea el amor y no los lujos innecesarios. Teniendo esto en mente, te proponemos una serie de actividades alternativas para este día de San Valentín:

Ver una peli romántica

Seguro que al leer esto piensas que la idea le va a gustar más a ellas que a ellos, pero no es cierto que a los hombres no les gusten las películas románticas, esto es solo un tópico. El problema es que hay algunas de ellas que insultan a la inteligencia.

Por lo tanto, debemos elegir aquellos films que vayan a gustarnos tanto a nosotros como a nuestra pareja y si podemos ser originales mejor que mejor, no todo se reduce a ver Titanic.

Como ejemplo, te proponemos "Manhattan" de Woody Allen, rodada en 1979. Es una película maravillosa que narra la inmadurez con la que algunas personas afrontan sus relaciones y la fragilidad humana ante el rechazo. El final es simplemente conmovedor y da respuesta a la siguiente pregunta: ¿Por qué merece la pena vivir? Todos sabemos la respuesta.

Por supuesto, la mejor película para San Valentín es aquella que más disfrutéis, eso es todo lo que tenéis que tener en cuenta. Ya sea desde la comodidad de vuestra casa o en el cine, lo importante es que estéis bien abrazados el uno al otro.

Ir a una casa rural para san valentin

Ir a una casa rural

Imagínate sentado junto a tu pareja en un gran salón de piedra al amparo del fuego de la chimenea, mientras disfrutáis de las risas con una bebida caliente en las manos. Aunque estamos en temporada baja los precios se disparan cuando se acerca esta fecha, por lo que lo ideal es reservar nuestra casa rural con tiempo suficiente, uno o dos meses, para que nos salga más barata.

San Valentín es tradicionalmente un día para estar con la persona amada, pero nada te impide organizar un fin de semana con tus mejores parejas de amigos y realizar actividades de senderismo, comidas al aire libre, etc. Ya cuando llegue la noche y necesitéis algún momento de mayor privacidad podéis ir a vuestra habitación. Las casas rurales suelen ser enormes, con varias plantas, así que la intimidad no será ningún problema.

Por lo tanto, mientras todo el mundo está ajetreado pensando en qué hacer, tú estás disfrutando de este día en plena naturaleza, alejado del bullicio y en compañía de la persona que más amas.

Cena romántica en casa

Para que funcione de verdad tenemos que cuidar cada detalle. La iluminación siempre tenue, mucho mejor si usamos velas. Podemos decorar nuestro hogar con pétalos de rosas u otras flores, creando caminos que nos lleven a la mesa o a la cama. La música es muy importante, sobre todo si ponemos temas que signifiquen mucho para nosotros, por ejemplo, la canción que bailaste el día de tu boda o la que sonaba en las primeras citas. También podemos perfumar la estancia con inciensos y otras esencias aromáticas para conseguir un ambiente muy sensual.

En cuanto a la cena, nada muy copioso pero sí muy visual (y delicioso). Hay algunos alimentos a los que tradicionalmente se les atribuyen propiedades afrodisíacas, como las ostras o el chocolate, que son muy recomendados para esta fecha. El color rojo es el característico de San Valentín, así que asegúrate de que haga presencia en la mesa: Vino tinto, fresas, salsas... puedes jugar con esto de muchas maneras.

Como decíamos, hay que cuidar los detalles. Podemos crear algunos juegos para amenizar la velada, como ocultar una serie de mensajes por toda la casa y hacer que nuestra pareja los descubra. O introducir pequeños regalos dentro de algunos globos (mejor si son rojos) antes de inflarlos. Todas estas actividades nos harán pasar una noche en completa complicidad, que es lo que realmente importa.

Concierto o teatro para el dia de san valentin

¿Concierto o teatro?

Cada pareja tiene sus gustos, así que cada plan va a variar dependiendo de éstos. ¿Os gusta la música? Entonces seguro que encontráis algún concierto que se vaya a celebrar ese día que os interese. No tiene por qué ser un grupo muy conocido, a lo mejor esa banda local que escuchabais hace algunos años es la ideal.

Si preferís el teatro, tampoco os van a faltar ofertas para el 14 de febrero. Por supuesto, la tónica habitual de las obras será acorde a estas fechas: representaciones románticas, con algún componente cómico o dramático, enfocadas a sacar a relucir miradas cómplices, una sonrisa y algún que otro arrumaco.

O simplemente, abrigaos bien y salid a la calle para pasear cogidos de la mano mientras charláis. Podéis tomar un chocolate caliente y visitar los lugares más románticos de la ciudad, como parques, miradores o el casco antiguo.

Conclusión

Vivimos en un mundo que tiende a convertirlo todo en un negocio, más aún cuando se trata de fiestas o celebraciones, por lo que muchas veces creemos que no podemos celebrar algo a lo grande a menos que gastemos mucho dinero. No podríamos estar más equivocados.

San Valentín es un día especial para pasar en pareja, para celebrar el amor, la confianza y quién sabe, para trazar planes de futuro en común. El mejor regalo nunca será el más caro, sino el que se hace desde el corazón.

Por tanto, no necesitamos gastarnos el sueldo de un mes en un solo día, al contrario, son los pequeños detalles, el saber que nuestra pareja ha estado pensando en nosotros y en cómo hacernos feliz, lo que realmente se valora. No lo dudes, la dedicación, el cariño y el esfuerzo serán nuestros mejores aliados en este 14 de febrero.

escribe para CompareEncuestas.