Cómo lograr tus propósitos para 2015

Siempre nos pasa igual con cada nuevo año que llega. Nos llenamos de ilusión y hacemos propósito de enmienda con todas las cosas que queremos cambiar y que, por falta de tiempo o de disciplina, somos incapaces de lograr: dejar de fumar, pasar más tiempo con la familia, hacer ejercicio todos los días o comenzar una dieta.

Cómo lograr tus propósitos para 2015

El resultado en la mayoría de los casos es de sobra conocido, empezamos muy fuerte durante unos días o incluso una semana y después volvemos a caer en las rutinas de siempre, reincidiendo en nuestros malos hábitos y olvidando, quizás hasta el año que viene, todos nuestros propósitos de cambio.

La estadística

De hecho, las estadísticas en España nos muestran que aproximadamente el 75% de las personas que empiezan el año con la intención de cambiar acaban rindiéndose antes de la primera semana. De los que consiguen superarla, la mitad abandona al cabo de un mes y sólo un 40% de éstos mantienen su propósito durante 6 meses. El número de personas que acaban llegando a los 2 años ni siquiera supone un 20% del total anterior. En definitiva, no solo encontramos que muy pocas personas logran el éxito, sino que la mayoría tiran la toalla antes de intentarlo realmente.

Las 6 claves del éxito

Pero tú no tienes por qué caer en el mismo error que los demás. Si tienes la fuerza de voluntad necesaria para afrontar los cambios, aquí te presentamos una serie de consejos para lograr tus propósitos en este año 2015.

1. Piensa detenidamente por qué quieres cambiar

A veces nos dejamos llevar por la inercia de los demás y adquirimos propósitos que no nos habíamos siquiera planteado. Cuando no tenemos la determinación de hacer algo el riesgo de fracaso es máximo.

Párate a pensar por qué quieres cambiar. Por ejemplo, si quieres dejar de fumar, repasa todos los motivos, tanto generales como específicos. Mejorar tu salud y ahorrar dinero pueden ser dos muy buenos para empezar. Guarda en tu mente las imágenes que te van a dar fuerzas para dejarlo: cuando estás tosiendo por las mañanas, quedándote sin aire al subir una cuesta o notando como tu pareja o tus hijos se apartan de ti porque no les gusta el olor a tabaco.

Anota tus objectivos para 2015

2. Anota tus objetivos para 2015

Puede parecer una tontería, pero si no te molestas en hacer una lista de las cosas que quieres cambiar difícilmente podrás conseguirlas. Anotar tus objetivos para el año que entra te va a ayudar a tener una imagen mental y esquemática de tus intenciones, ordenándolas según su importancia o urgencia.

Ten esta lista, no a mano, sino siempre a la vista. Y si puedes realizar un gran cartel con ella mucho mejor. La idea es que la coloques en algún lugar muy visible de tu casa, que tengas que verla cada vez que entras o sales, como en mitad del salón o en el pasillo que da a la puerta principal.

Haciendo esto vas a recordar todos los días tus nuevos propósitos para 2015, a la vez que lo pones en conocimiento de tus familiares y amigos, por lo tanto se convierte en algo que no puedes ni olvidar ni ocultar. Si te hace falta un empujón para decidirte, el sentimiento de culpa puede ayudar a reconducir tus malos hábitos.

3. Planifica tus semanas

Si quieres lograr el éxito en el 2015 tendrás que cambiar buena parte de tus rutinas, para ello necesitas un plan de acción que detalle todas las nuevas actividades que vas a llevar a cabo. Si has decidido hacer ejercicio regularmente, elige el lugar y anota los días que vas a reservar. También plantea planes de emergencia, por ejemplo, si habitualmente sales a la calle a correr y está lloviendo, tienes que tener algunas alternativas a mano, como acudir a un gimnasio cercano.

4. Supera las dificultades

Nadie ha dicho que vaya a ser fácil, de hecho vas a atravesar algunos momentos delicados en los que te sentirás incapaz de llevar a cabo todo lo que habías planeado. Y precisamente, en superar o no esos momentos está la clave de todo. Tienes que saber cómo seguir adelante cuando las cosas van tan mal que nada te importa.

Anticípate a los problemas y piensa en qué harías para solucionarlos antes de que lleguen. Mucho mejor tenerlos previstos a que te cojan de improviso. Y recuerda que no estás solo, así que comparte los sentimientos y experiencias con tus seres más queridos y apóyate en ellos cuando lo necesites.

5. Todo esfuerzo tiene su recompensa

Imagina que estás dejando atrás un mal hábito que te permite disponer de algo de dinero extra. Hay muchas cosas que has querido hacer, como comprar un televisor nuevo o simplemente pasar unos días de vacaciones en familia y lo ha impedido tu economía.

Ahora puedes. Cada vez que tengas la tentación de recaer piensa que te va a impedir conseguir lo que realmente deseas. La certeza de que vas a tener una recompensa por tu sacrificio te ayudará a conseguir tus metas.

Hazlo por los que más quieres

6. Hazlo por los que más quieres

Aunque no nos dejemos arrastrar por las convicciones sociales, lo que los demás piensan de nosotros, sobre todo las personas cercanas, nos afecta. Y también queremos demostrarles que podemos ser mejores y tenemos la fuerza de voluntad necesaria para cambiar.

Algunas personas quieren perder unos kilos para gustarles más a sus parejas (aunque a ell@s no les importe en absoluto su peso) o bien dejar de fumar para satisfacer las demandas de sus hijos pequeños. A veces, pensar por quién estás haciendo el esfuerzo te puede dar un empujón más para alcanzar tus logros.

Conclusión

Establece un proceso lógico, descubre cuáles son las cosas de tu vida que no te hacen feliz y determina los motivos y las acciones que puedes tomar para solucionarlas. Piensa en cómo sería tu vida si lo consiguieras y establece metas a corto y a largo plazo. Ármate de coraje y apóyate en las personas más cercanas. Si tienes en cuenta estos consejos, ¡conseguir tus propósitos para el 2015 está en tu mano!

escribe para CompareEncuestas.