Consejos para ahorrar dinero en las facturas

Cuando el presupuesto es ajustado, es esencial mantener el control de gastos inevitables, es decir las facturas. Aquí se detallan algunas sugerencias rápidas y fáciles para mantenerlos bajo control y consejos para ahorrar dinero en las facturas.

Los radiadores

Asegúrate de que los radiadores están funcionando de manera eficiente. Si un radiador es más frío en la parte superior que en la parte inferior, seguro que necesita una purga. Esto tarda menos de un minuto y puede hacer toda la diferencia en su rendimiento.

Los radiadores, en general, se fijan a las paredes, por lo que para detener pérdidas térmicas, se puede poner papel de plata (lado brillante por fuera) contra la pared para reflejar el calor en la habitación. A menudo, las ferreterías venden papel de aluminio especial para radiadores, pero el común funciona perfectamente bien. Si es posible, coloca una repisa encima del radiador forrada en la parte inferior con papel de aluminio para empujar más calor en la habitación.

Las ventanas

Compruebe que las ventanas se encuentran en buenas condiciones. En caso de que sea necesario reemplazarlas por completo, merece la pena considerar el vidrio aislante. Este es más caro que el vidrio normal, pero el coste extra se recuperará rápidamente en la reducción las facturas de calefacción y es una buena idea para ahorrar dinero. Si las ventanas están sueltas en los marcos, se puede usar un poco de masilla para sellar los huecos hasta que se las pueda reemplazar.

Si las ventanas se encuentran en buenas condiciones, considera colocar cortinas con forro térmico. Si bien estas pueden ser caras, es muy fácil adquirir material térmico (como mantas de lana) y simplemente coser (o incluso pegar) a la parte posterior de las cortinas. Aquellos que prefieran comprar persianas pueden conseguir persianas aislantes.

Mantener cerradas las puertas

Las puertas también son puntos clave para la pérdida de calor. Posiblemente el paso más importante para evitar perder el calor sea adiestrar a los miembros de la casa para que mantengan las puertas cerradas excepto cuando necesitan pasar por ellas.

Cuando haya puertas de mascotas instaladas, puede ser conveniente utilizar las que requieren una clave especial en el collar del animal para abrir, ya que las que se abren y cierran solas dejan entrar el frío. Utiliza burletes para bloquear las rendijas en la parte inferior de las puertas. Estos se pueden comprar baratos o se pueden fabricar fácilmente en casa (lo que es una actividad divertida para los niños).

Aislar altillos

Como el calor sube, gran parte de el se puede perder a través del techo, a menos que los altillos sean debidamente aislados. Idealmente, esto debería incluir el cubrir tanques de agua y tuberías. Cabe señalar que la razón del aislamiento térmico es no permitir que el calor entre en el altillo, lo que significa que se enfriará. Esto puede significar provocar problemas con la humedad o condensación (o que los problemas empeoren). Por lo tanto, puede ser conveniente solicitar asesoramiento profesional para un proyecto de aislamiento térmico del altillo. El dinero que se gaste se recuperará en el largo plazo ya que el aislamiento del altillo supone un ahorro sustancial en las facturas de calefacción.

Apagar las luces

El cambio a bombillas de bajo consumo de energía ayudará a mantener los costos bajos, sin embargo, en muchos hogares las luces se suelen dejar encendidas innecesariamente, especialmente cuando la gente se encuentra ocupada o cansada. Con frecuencia, la mejor forma de resolver esto es explicar a la familia que parte del dinero ahorrado en facturas pasa por la reducción de la factura de electricidad.

Cerrar los grifos

De igual manera con los grifos; aunque es relativamente raro (aunque no sin precedentes) que la gente olvide cerrar completamente los grifos, se dejan a menudo abiertos durante mucho más tiempo del necesario. Por ejemplo, después de haber mojado un cepillo dental, muchas personas simplemente dejar correr el grifo hasta que están listos para el enjuague en lugar de cerrarlo y abrirlo de nuevo. Este gasto inútil se suma, como también utilizar más agua de la necesaria para teteras o para cocinar.

Váteres

Algunos baños tienen ahora una opción de descarga económica, pero para aquellos que no la tienen, se puede dejar un medio ladrillo o similar en la cisterna, así se reducirá la cantidad de agua utilizada por descarga (normalmente con ningún tipo de efecto en el desempeño).

Verás que muchos de estos consejos para ahorrar dinero en las facturas y las finanzas suponen hacer pequeños cambios. Antes de que te percates, tendrás que pagar mucho menos por las facturas y ahorrarás un montón de dinero en efectivo en las finanzas del hogar.