¿Por qué las compañías pagan por realizar encuestas online?

En los últimos tiempos vemos como se multiplican las webs que ofrecen una remuneración por rellenar encuestas online y a todos nos surge la siguiente pregunta ¿cómo es posible que me paguen simplemente por dar mi opinión? La respuesta es bien sencilla: tu opinión vale dinero.

Las empresas quieren conocer la intención de compra de sus clientes, así como el grado de satisfacción ante sus productos y servicios y hasta hace poco lo normal era encargar estos servicios a compañías especializadas en estudios de mercado. Sin embargo, como más adelante comentaremos, la tendencia actual es ofrecer a los consumidores la oportunidad de expresarse directamente.

Encuestas pagadas en línea

Los estudios de mercado

Para cualquier empresa es indispensable conocer la opinión de sus clientes. Esto es un axioma, da igual su tamaño y a lo que se dedique, si tienes un pequeño restaurante te interesará oír lo que las personas tienen que decir sobre tu comida, pero si eres el director de una multinacional que vende coches tus intenciones van a ser las mismas, es decir, saber lo que piensan tus potenciales consumidores.

Esto cobra mayor importancia cuando se lanza un producto nuevo y se quiere indagar en las reacciones del público antes de ponerlo a la venta. Siguiendo con nuestro ejemplo anterior, si queremos introducir una novedad en el menú podemos regalar aperitivos para ver la valoración de nuestros clientes, de igual manera que si queremos sacar al mercado un nuevo modelo de coche, es necesario saber si los compradores están interesados en él.

De hecho, estamos acostumbrados a ver que el dinero que se gasta en marketing supone un tanto por ciento muy elevado del total de la inversión. Esto tiene mucha lógica, ya que de nada sirve sacar un nuevo producto o servicio si la gente no sabe que existe. Pero no solo es necesario promocionarlo, hay que estar seguros de que el público los ve con buenos ojos y está predispuesto a comprarlo.

Esta es la clave, vamos a seguir imaginando que tenemos un restaurante y estamos probando nuevos platos para la carta. Si regalamos muestras de estas nuevas propuestas, ¿qué reacción podemos esperar de nuestro público? Sin duda te dirán que está muy bueno (sea verdad o no) simplemente por educación, ya que no le estás cobrando nada. Por lo tanto, la siguiente pregunta una vez que han mostrado su satisfacción podría ser: ¿Estaría dispuesto a pagar X euros por una ración? Ahí es donde descubrirás, por la cara y las declaraciones de tus clientes si tu nuevo producto tendrá o no éxito.

Encuestas online: directamente de la marca al cliente

Pero, ¿qué beneficio obtienen las empresas al hacer directamente las encuestas? Pues sin duda son muchos, pero podemos destacar dos puntos muy importantes, el ahorro de dinero y de intermediarios. Deja que te explique esto en más detalle.

Encuestas online

El método tradicional

Imagina que una empresa extranjera con presencia en España quiere conocer la opinión de sus consumidores. Esta compañía tiene su sede en otro país, por ejemplo Alemania y trabaja con los contactos y sociedades que allí ha establecido. Por lo tanto, si esta compañía alemana quiere conocer la opinión de sus clientes españoles, el proceso va a ser largo, caro y lleno de intermediarios.

Bien, lo normal es que la empresa se ponga en contacto con las entidades que ofrecen sus servicios en su país natal. En este sentido contratará a la compañía que se encarga de realizar sus encuestas y estudios de mercado habitualmente. Ésta, a su vez, tendrá que subcontratar a otra organización que trabaje en España, debido a la imposibilidad de ocuparse de primera mano. Pero la cosa no acaba aquí, vamos a imaginar que la empresa subcontratada se encuentra en Madrid y tiene presencia en Barcelona y Valencia, pero la compañía alemana le pide que cubra todo el territorio nacional. Para llegar a otras ciudades será necesario encargar los servicios de entidades similares que actúen a nivel local.

Y luego está el último eslabón de la cadena, que es el encuestador en sí, el que se va a encargar de recoger la información directamente de los clientes (potenciales o no) y transmitirla a sus bases de datos, estableciendo cuales son los puntos que más valoran los consumidores y aquellos que son ampliamente mejorables.

En resumen, la empresa alemana, si quiere conocer la opinión de la gente de Murcia, necesita al menos subcontratar a un par de compañías españolas para llegar a ellos. Esto supone un gasto importante a la par que la información va a pasar por demasiadas manos, por lo que ya no estaríamos seguros de sí la estamos recogiendo de una manera estrictamente directa.

Las nuevas encuestas online

¿Qué alternativa existe? Gracias a la revolución de las comunicaciones que ha supuesto Internet en los últimos años tenemos la posibilidad de opinar sobre los servicios o productos de manera directa, sin intermediarios, de cliente a la marca o empresa. Normalmente esto se lleva a cabo a través de su página web o mediante un correo en nuestra bandeja de entrada y para facilitarles la labor, existen portales especializados en realizar tales estudios de mercados.

Por otra parte, las preguntas son elaboradas y respondidas directamente por la marca y el consumidor. Aquí ya no hay errores de conteos o de estimación por parte de los encuestadores a pie de calle y las empresas intermediarias. La experiencia es positiva, desde el punto de vista del consumidor se tiene la sensación de que las empresas valoran su opinión (y es cierto) y se tendrán en cuenta sus palabras a la hora de lanzar nuevos productos al mercado. Y además, lo habitual es que para compensar la pérdida de tiempo se le abone una cierta cantidad de dinero en efectivo o bien a través de cheques de descuento.

Y de esta manera podemos entender que a las grandes compañías les merezca la pena contratar a estos portales en lugar de realizar las encuestas de la manera tradicional. Ahorran dinero (y mucho) evitando contratar a varios intermediarios a la vez que obtienen una información veraz y de primera mano, sin otros criterios que se puedan establecer por parte de terceros. Por lo tanto, ambas partes ganan, los cupones regalo o el dinero en efectivo que te ingresen siempre será bien recibido, mientras que la marca obtiene una valiosa información a cambio.

 Ganar dinero con encuestas en línea

¿Qué necesito para empezar a ganar dinero por mis encuestas?

Pues sólo necesitas una conexión a Internet y ser tú mism@, aunque en algunos casos nos pueden pedir que tengamos una webcam o un micrófono. Cuando nos demos de alta en estas páginas lo normal es que tengamos que rellenar un perfil con nuestros datos personales, edad, sexo y otra serie de requisitos, como gustos personales, horas que pasamos delante del ordenador, etc.

Como acabo de comentar, lo mejor es que no mientas y seas sincer@. Puede que con engaños consigas una o dos encuestas de más, pero a la larga te acabarán pillando, ya que las preguntas están enfocadas a esto y poseen un registro en el cual se guardan todas nuestras respuestas anteriores. Por lo tanto, si están buscando apasionados del mundo del motor con coche y moto y tú lo más veloz que tienes en casa es una bicicleta deberías ser honesto y decir que no das el perfil.

En cuanto a la frecuencia de ofertas que vas a recibir, va a depender de los datos que hayamos introducido y de las necesidades del mercado, pero por norma general no vamos a recibir más de dos o tres ofertas semanales, normalmente muchas menos, ya que habrá semanas que no lleguen ninguna. Por lo tanto, lo más aconsejable es que te des de alta en cuantas más webs mejor, para así diversificar y compensar en la medida de lo posible los meses malos.

¿Voy a vivir de esto?

No. Si ves un anuncio en el cual te prometen que vas a ganar 2.000 euros al mes haciendo encuestas ándate con mucho ojo, lee a conciencia la letra pequeña, porque algo falla. Realizando encuestas online vas a conseguir (si te organizas bien) sacar un dinero extra a fin de mes, que tal y como está la situación en España no se puede decir que sea poco.

¿Qué tengo que hacer?

Básicamente dar tu opinión sincera, no hay más. Puede que te presenten un producto y tengas que decir lo que te parece, si lo comprarías, si el precio es adecuado, si te interesan ese tipo de cosas, etc. O bien te pueden presentar un servicio o una página web. Las tiendas online están muy interesadas en saber lo que piensan sus clientes acerca de su accesibilidad. De nada sirve tener unos precios muy competitivos y un enorme surtido si los consumidores son incapaces de encontrarlos. Es por ello que en los últimos tiempos es frecuente encontrar encuestas acerca de esto.

Tan solo vamos a tener que viajar por su web, entrando en las secciones que nos indiquen y dejando nuestra impresión acerca de ella. ¿Tiene un entorno amigable? ¿Es fácil de acceder a las distintas páginas de la tienda? En definitiva, si nos sentimos cómodos y somos capaces de encontrar lo que estamos buscando. Todas estas impresiones van a quedar registradas para su posterior análisis y cuantificación estadística por parte de las empresas que, si son inteligentes, harán bien en hacer caso de las opiniones de sus clientes.

Conclusión

Como puedes comprobar, las empresas no están tirando el dinero cuando nos pagan una cantidad de euros por realizar sus estudios de mercado. De hecho, están ahorrando una importante suma haciendo estos procesos de manera directa, ya que de lo contrario tendrían que recurrir a la subcontratación de una serie de empresas, con lo que además se perdería el control que tienen sobre la información. Por otra parte, para nosotros puede suponer una manera cómoda y fácil de conseguir un dinero extra a fin de mes, sin salir de casa y sin la necesidad de tener algún tipo de cualificación o conocimiento en concreto. Tan sólo tienes que ser tú mism@.

escribe para CompareEncuestas.