Como hacerse autónomo en España

En nuestro país, uno de los colectivos laborales más importantes son los autónomos. Su capacidad de generar empleo y actividad económica es muy importante. Ahora bien, los autónomos son un colectivo muy diverso. Desde el abogado que trabaja en su domicilio, pasando por la persona que decide abrir un bar, hasta el autónomo que ostenta el cargo de consejero-delegado de una gran empresa. Así pues, las circunstancias que rodean a los autónomos pueden ser de lo más variado.



Trámites Obligatorios Para Todos Los Autónomos

Los diferentes tipos de autónomos habrán de realizar en todo caso una serie de trámites para adquirir esa condición. Para quien no esté acostumbrado, todas esas gestiones pueden resultar complicadas. Estos pasos son:

1) Tramites en Hacienda

El primer paso ha de ser el alta en el Censo de empresarios, profesionales y retenedores. El futuro autónomo debe informar a Hacienda de sus datos personales. También de sus datos fiscales, así como del tipo de actividad que va a desempeñar y del lugar donde se desarrollará. Este primer trámite se cumple presentando el modelo 036 o el 037.

Posteriormente y durante el primer mes de inicio de la actividad, deberá darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). El modelo a presentar es el 840. Hay que prestar atención a la hora de elegir el epígrafe que defina la actividad que se va a desarrollar. Y si se pretenden realizar varias, habrá que marcar tantos epígrafes como actividades.

2) Tramites en la Seguridad Social

Dentro de los 30 días posteriores a la presentación del alta en Hacienda, el trabajador autónomo tendrá que darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), a través del modelo TA-0521.

Con este formulario el autónomo comunica a la Seguridad Social su base de cotización. También informa de la mutua que le asistirá en caso de accidente laboral, así como datos personales y bancarios.

Además el autónomo deberá tener en cuenta la normativa de prevención de riesgos laborales. Si maneja datos de carácter personal, deberá tener en cuenta algunos aspectos que la ley ha marcado para prevenir posibles fraudes.

Otros Posibles Trámites

Existen tres trámites adicionales a cumplir si el autónomo decide llevar a cabo su actividad en un local comercial. Además deberá realizarse un cuarto trámite si el local requiere la realización de obras. Los trámites son:

1) La licencia de apertura

Este permiso lo concede el Ayuntamiento. Aplicará una tarifa en función de tres factores: la ubicación, los metros cuadrados del local, y el tipo de actividad a desarrollar.

2) Comunicación de apertura del centro de trabajo

En este caso se debe comunicar a la Comunidad Autónoma la apertura de un centro de trabajo. Además, el autónomo tendrá que comunicar los datos relativos al centro de trabajo, y del personal que operará en él.

3) El libro de visitas

Todo centro de trabajo debe contar con un libro de visitas. Su función es la anotar las posibles visitas de un inspector de trabajo. Este libro (que puede sustituirse por una versión electrónica del mismo), debe legalizarse ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

4) La licencia de obras

El autónomo tiene que solicitarla si quiere reformar el local desde el que va a ejercer su actividad económica. Se trata de obras de mejora, acondicionamiento, ampliación, etc. El organismo encargado de conceder el permiso es el Ayuntamiento de la localidad en la que esté situado el local comercial, la oficina, etc.

Ayudas y subvenciones para hacerse autónomo

Como su propio nombre indica, una ayuda es un apoyo. Por eso nunca debe ser una de las patas sobre las que se sustente un negocio. Los autónomos deben de intentar conseguirlas pero no condicionar su proyecto a ellas. Casi todas las Administraciones Públicas cuentan hoy en día con sus propias subvenciones para autónomos. Generalmente, su funcionamiento es bastante similar con una serie de características comunes:

  • La cuantía de una subvención suele variar en función de numerosos factores
  • Conseguirlas no es ni fácil, ni rápido, ni seguro
  • Las subvenciones a la inversión se suelen pagar después de ejecutar la misma. Además sólo suelen financiar una parte del dinero necesario. Normalmente exigen que el autónomo aporte algo de capital propio
  • Muchas de ellas, especialmente las que son a fondo perdido, suelen ser incompatibles entre sí


Información

Los autónomos cuentan además con el apoyo de las distintas Administraciones Publicas y organismos, que tienen distintos programas de asesoramiento, apoyo e información. Así, pueden acudir a la Cámara de Comercio más cercana, a su Ayuntamiento, Comunidad Autónoma o al Servicio de empleo y solicitar información.